En El Salvador, Ahuchapán siembra “Raíces”

En El Salvador, Ahuchapán siembra “Raíces”

-Escrito por Mar Martín- Hoy quiero traer a este blog una breve presentación de la Iniciativa de Restauración del Paisaje Agrícola en El Salvador, conocida localmente como “Raíces”. La iniciativa se está implementando, desde noviembre de 2017, en el departamento de Ahuachapán en el oeste de El Salvador durante un período de 12 años. Ya hemos tenido noticia anteriormente de este proyecto en el blog cuando se celebró su lanzamiento. También  hemos tenido la suerte de contar con las voces de sus socios (Cáritas Santa Ana, CIAT, y PRISMA)  que nos compartieron sus impresiones (sobre la caña de azúcar; con el programa brasileño “Conservador Das Aguas”; o la visita a Lempira Sur).

La iniciativa se basa en el aprendizaje de ASA, así como en el de los otros programas implementados por CRS con el mismo enfoque como Cosecha Azul o Alianza Cacao, y pretende escalar este enfoque a nivel de paisaje. En la ejecución de este proyecto, CRS se alía con socios muy destacables: Caritas Santa Ana -con larga experiencia y capital social en la zona-; PRISMA -una fundación regional para el diálogo y la investigación sobre desarrollo y medioambiente-  y el Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT) -un centro de investigación que forma parte del Sistema CGIAR-.

El proyecto ha formulado tres objetivos y estos giran en torno a tres temas cardinales: la restauración del paisaje agrícola, la gobernanza del territorio y el liderazgo de la juventud rural. La restauración del paisaje agrícola logrará mejoras significativas en la productividad agrícola y en los servicios ecosistémicos. El fortalecimiento del capital social y del liderazgo fortalecerá y sustentará la restauración del paisaje agrícola en múltiples niveles. Y, finalmente, el fortalecimiento de capacidades entre la juventud se dirigirá a lograr su liderazgo en agricultura sostenible, restauración de paisajes y desarrollo de empresas rurales. Hace un par de semanas conocimos más sobre estas actividades del proyecto.

Estos objetivos han sido consensuados entre todos los actores durante este primer año, en el que el proyecto ha implementado su fase de diseño y puesta en marcha. También se enfocaron en realizar varias evaluaciones de campo para identificar las oportunidades y los desafíos en Ahuachapán, así como para definir el área de paisaje específica para el proyecto. Los resultados de este trabajo han alimentado las estrategias subsecuentes y proporcionaron información de línea de base.

¿Dónde trabajará el proyecto?

El área del proyecto, definida como resultado de las evaluaciones, es un transecto norte-sur que se extiende desde las cabeceras de la cordillera de Ilamatepec hasta el Valle Central de Atiquizaya y San Lorenzo hacia el norte, y los planos costeros de Guaymango y Jujutla hacia el sur.

El área cubre varios ecosistemas agrícolas, que incluyen fundamentalmente: café, cacao, granos básicos, ganado / pastoreo, árboles frutales y caña de azúcar, entre otros cultivos.

El equipo de campo ha definido varias “unidades de restauración” donde se han iniciado las actividades del proyecto. La teoría para escalar es que el trabajo en los sitios de inicio se expandirá para fusionarse con otras unidades de restauración.

¿Qué entiende el proyecto por restauración del paisaje agrícola?

La definición que los actores del proyecto han construido colaborativamente es que la restauración del paisaje agrícola supone: “La mejora continua de los suelos y recursos hídricos a múltiples escalas, a través de la implementación de agricultura sostenible y conservación ambiental para restaurar los servicios ecosistémicos y fomentar el desarrollo económico que contribuye al desarrollo humano integral.”

 Además, el equipo de programa ha desarrollado un conjunto de principios y enfoques que orientan la manera en que el programa lleva cabo este trabajo en el campo.

 

Cuatro Enfoques Seis Principios
1.        Agricultura de Conservación de Suelos y Aguas: dar prioridad a la gestión de la cubierta vegetal y la fertilidad del suelo

2.        Restaurar los recursos hídricos por medio de la agricultura sostenible y la conservación ambiental

3.        Rejuvenecer con la participación juvenil en cada etapa y nivel del esfuerzo de restaurar el paisaje

4.        Construir una economía agrícola dinámica, basada en los principios de la economía social

1.        Mantenlo Simple

2.        Poner primero a los agricultores: dignidad humana y empoderamiento

3.        Cultive una visión compartida

4.        Trabaje a múltiples escalas, liderado por los actores locales

5.        Coinversión y corresponsabilidad con múltiples actores

6.        Aprendizaje continuo y agilidad

 

 Finalmente, una de las  lecciones aprendidas que el equipo ha derivado de su experiencia previa y del intercambio con experiencias exitosas a lo largo de este primer año de diseño es sobre la importancia del tema del agua como motor principal para promover la restauración agrícola y, en este caso, para interpretar la amenaza de una rápida expansión de la caña de azúcar en Ahuachapán.

Seguiremos teniendo noticias de Raíces y podremos aprender junto a su equipo, enriqueciendo nuestra visión con socios de gran capacidad técnica y destacable experiencia.

 

2 opiniones en “En El Salvador, Ahuchapán siembra “Raíces””

  1. Carlos Andrés Zelaya dice:

    Muy interesante y apropiado. Solo comento que no podemos separar paisaje agrícola del paisaje general, pues entonces hablamos de agricultura. Más veo en el proyecto los efectos que una agricultura responsable ejercerá en todo el paisaje, dado que en el enfoque de paisaje vemos cómo cuales distintos elementos interactúan entre sí, en este caso la agricultura con los servicios ecosistémicos y el bienestar de la población.
    Saludos

  2. Adam Keough dice:

    Muy buen punto Carlos. El contexto y uso predominante de suelo determina si es un paisaje agrícola. Cada paisaje tiene su contexto único y en el caso de los paisajes agrícolas el productor tiene un rol clave en la restauración de los servicios ecosistemicos y el bien estar de la población. Tanto por las practicas que implementa en su parcela que, como bien menciona usted, por las interacciones entre los otros elementos y actores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.