Los rastrojos, una cobertura para proteger el suelo

Los rastrojos, una cobertura para proteger el suelo

Un suelo sin cobertura es un suelo desprotegido – descubierto ante la sequía, el calor y la lluvia . Por eso, la cobertura de los suelos es importante ya que permite que estos estén más y mejor protegidos, y evita su erosión y la escorrentía de la lluvia. Pero permite también algo muy valioso: que más lluvia penetra y se almacene en el suelo.

La cobertura de los suelos es fundamental dentro de la restauración de los suelos y contribuye a la mejora del paisaje. Pueden ser coberturas muertas, como los rastrojos, o vivas, como los abonos verdes que se asocian con el maíz; también son temporales, como los mismos abonos verdes, y permanentes, como los árboles dispersos en las parcelas y el mantenimiento permanente del rastrojo.

Para el caso de los rastrojos, son los deshechos de después de la cosecha que juegan un papel muy importante y multifuncional en el suelo. Lo más importante es reconocer que no son basura y no deberían ser quemados: si los quemamos, quemamos también la productividad de nuestras tierras.

coberturas es más susceptible a los eventos climáticos

Un suelo sin coberturas es más susceptible a los eventos climáticos extremos como las sequias, lo que impacta y perjudica nuestra seguridad alimentaria. Fotografía por ACUGOLFO, Morazán, El Salvador.

¿Qué necesito hacer para fortalecer las coberturas del suelo en mi parcela?

El lograr suficiente cobertura para nuestros suelos requiere de una planificación. La primera meta es que los rastrojos de cosecha no sean consumidos por los animales. Es mejor suministrarle al ganado comida de calidad, ya que mientras los rastrojos son alimento de buena calidad para el suelo, son alimento de mala calidad para los animales y rinden una reducción drástica en la producción de leche en la época seca. La siembra de pasturas mejoradas, tolerantes a la sequía y la sombra, es la opción más económica para mantener la producción de leche en época seca y mantener los rastrojos de cosecha para proteger y alimentar el suelo.

Un segundo paso es planificar la siembra de cultivo que produzca mucha biomasa. El sorgo es buen ejemplo de un cultivo que produce un buen volumen de rastrojo, especialmente las variedades criollas. Este rastrojo permanece intacto, protegiendo el suelo, hasta el próximo ciclo de cultivo.

Mantener árboles en las parcelas es otra opción para generar cobertura que a largo plazo cambia el paisaje de las zonas. Muchos de ellos nacen naturalmente o los sembramos. También se puede hacer la rotación de cultivo para diversificar el tipo de rastrojo. Ejemplo de esto es el uso de leguminosas como la canavalia, que es un abono verde que se siembra asociada al maíz, para luego continuar con siembra de cultivos como el sorgo que produce un buen volumen de rastrojo. Todo tiene su tiempo y su lugar para lograr suelos saludables y fortalecer el paisaje.

productores siembras los Abonos verdes en asocio con maíz

En El Salvador, los productores siembran los abonos verdes en asocio con maíz para restaurar el suelo y lograr mejores rendimientos. Es cortado a su floración y dejado disperso en la superficie del suelo, para luego sembrar otro cultivo después de la dobla del maíz. Fotografías por: ACUGOLFO, Morazán, El Salvador

En ASA (Agua y Suelo para la Agricultura) hemos hecho mediciones para ver la humedad del suelo. En la parcela ASA, donde están las prácticas aplicadas, se logra capturar del 4 al 5% más de humedad, al compararla con la parcela que manejó el productor en forma tradicional. ¿Qué significa un 4% de humedad más? Representa 160 metros cúbicos de agua por hectárea más, y eso es lo que da la resiliencia a la sequía. Es decir, por cada metro cuadrado, hay 16 litros de agua más que en la tradicional.

Por esto es que, en ASA, promovemos las coberturas del suelo como un mecanismo de protección para este. Dentro de ellas, los rastrojos y los cultivos de cobertura cuidan la tierra y permiten que los cultivos sean más y mejores, lo que también significa una comida más nutritiva y un mayor valor comercial de nuestra producción. Desde aquí seguiremos compartiendo más información sobre los beneficios de esta práctica para la agricultura.

intercala cultivos de cobertura con su maíz

En Honduras, Carlos Mejía intercala cultivos de cobertura con su maíz para restaurar el suelo y lograr mejores rendimientos. Foto por Oscar Leiva/Silverlight para CRS

Una respuesta a “Los rastrojos, una cobertura para proteger el suelo”

  1. Mynor Huertas Solis dice:

    Fui parte del equipo ASA en la PS Caritas Sn Marcos.Guatemala, la recuperacion de suelos por medio de aumentar cobertura de los suelos tubo logros significativos para campesinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.