Capacitación a MAGA en Prácticas ASA

Capacitación a MAGA en Prácticas ASA

Capacitados formadores de formadores a nivel de 12 departamentos en Guatemala,  están listos para trasladar los módulos de EVS, 4R y AC a los extensionistas municipales, quienes podrán llevar estos temas a los agricultores.

 

Como parte del proceso de institucionalización del concepto ASA en el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA) de Guatemala, un equipo de 30 profesionales en extensión rural del MAGA fue capacitado en prácticas ASA, del 17 al 21 de mayo. Con esta capacitación se inicia un proceso muy importante desde la perspectiva de la institucionalización y escalamiento del enfoque ASA desde el sistema de extensión del Ministerio, pues fortalecen estos conocimientos a los productores en este país.

“El desafío del cambio de comportamiento de los formadores fue evidente en los procesos prácticos en la aplicación de las herramientas facilitadas, por su facilidad y evidencias lógicas sobre la restauración de suelos, incremento y sostenimiento de la producción”, señala Ariel Espinoza, especialista en Extensión, quien junto a Andrés Búcaro, especialista en Gestión del Conocimiento, combinaron jornadas de presentaciones teóricas y prácticas de campo para afianzar el conocimiento con los extensionistas.

“Los formadores de formadores tuvieron la oportunidad de conocer metodologías que facilitan el cambio de actitud para la restauración del suelo, aprendieron haciendo. Varios extensionistas manifestaron su motivación por aprovechar estas herramientas y su interés de utilizarlas para ayudar a la construcción de sistemas productivos más resilientes”, añade Búcaro.

Dos participantes durante las prácticas de campo.
Foto cortesía: Jorge Oliveros.

 

Estas herramientas son útiles y relevantes para atender a una parte de la población rural muy importante, quienes tienen en la agricultura de secano su principal ocupación y fuente de ingresos. Es así que el MAGA, a través del Sistema Nacional de Extensión Rural, puede implementar y apropiarse del enfoque ASA, lo cual es una oportunidad única de internalizar este proceso a nivel institucional.

La réplica de los conocimientos adquiridos se iniciará en tres áreas piloto propuestas en consenso entre la Subdirección de Extensión Rural y ASA-CRS, que incluye 12 departamentos del país. Las acciones a desarrollar serán a través de las Agencias Municipales de Extensión Rural (AMER) por medio de cinco niveles de la metodología en cascada: 1) Especialista(s); 2) Capacitadores departamentales; 3) Extensionistas; 4) Promotores/Promotoras; y 5) Familias integrantes del respectivo Centro de Aprendizaje para el Desarrollo Rural (CADER), donde se instalarán Escuelas de Campo (ECAS) en las áreas de aprendizaje de campo de MAGA.

La escalabilidad en este piloto es poder establecer 90 CADER, cada uno conformado por 20 agricultores.  Una vez terminado el proceso piloto, se puede hacer la réplica en la totalidad de los municipios de los departamentos seleccionados, con lo que se llega a impactar como mínimo a 50,000 productores.

Esta actividad fue coordinada y planificada junto a la Dirección de Coordinación Regional y Extensión Rural (DICORER) para aprovechar la cobertura geográfica y el sistema de extensión  diseñado para apoyo y capacitación a los agricultores.

 

El grupo de participantes, al cierre de las actividades formativas.
Foto cortesía: Jorge Oliveros.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.