¿Cómo poner al Sistema de Tratamiento de Agua Residuales a funcionar?

¿Cómo poner al Sistema de Tratamiento de Agua Residuales a funcionar?

Esta es la última de tres presentaciones sobre Sistemas de Tratamientos de Aguas Residuales (STAR) en café. En la primera parte explicamos en qué consisten los STAR y los beneficios que obtiene un productor, la finca y una cuenca al implementarlos. En la segunda sección hablamos de los pasos para establecer un STAR en una finca de café. A continuación, te describimos la operación de un STAR y las buenas prácticas que un productor debe implementar para reducir el uso de agua durante el beneficiado húmedo.

Garantizar que los subproductos de café son tratados correctamente y no contaminan es una tarea constante que requiere dedicación y compromiso del productor. La efectividad de un Sistema de Tratamiento de Agua Residuales (STAR) depende del monitoreo constante del volumen de agua que se utiliza del lavado, control del pH y evacuación de las aguas a los demás componentes.

Manejo de la pulpa

Antes de hablar del tratamiento de las aguas mieles, comentaremos sobre el manejo de la pulpa. La pulpa se genera durante el despulpado y debe transportarse a un sitio para su tratamiento. Si existe una buena ubicación de la máquina, la pulpa debe fácilmente depositarse en el pulpero. Algunos productores utilizan tornillo helicoidal para este transporte. Otros utilizan transporte manual como palas y carretillas. El despulpado del día se deposita en un solo punto con la idea de no revolverla con pulpa de días anteriores.

Cada bulto de pulpa se va deshidratando en la medida que pasa el tiempo. También a cada bulto de pulpa se aplica cal para controlar pH. Esto también sirve para evitar malos olores que generalmente son los que atraen insectos que luego transportan contaminación a otros sitios, poniendo en riesgo la salud de las personas. Pulpa con quince días de deshidratación perfectamente se puede aplicar al café. También se puede trasladar a otros sitios donde se puede almacenar si riesgo que lixiviados contaminen el suelo o los cuerpos de agua. Lo ideal es que en el mismo pulpero toda la pulpa se deshidrate, trate con cal y se composte para aplicarla como abono orgánico. Si el pulpero se satura, la pulpa tratada puede almacenarse en otro sitio mientras llega el momento para dedicarla a otros usos en la finca.

 

                                                 

Fotografías 1 y 2: Manejo de la pulpa sin el STAR, a la izquierda, y con el STAR, a la derecha.

 

Manejo de las aguas mieles con el STAR

El tratamiento de las aguas mieles empieza cuando se termina el lavado de café. Las aguas mieles caen a las rejillas y se empiezan a separar basura, hojas, palos u otros materiales extraños. La persona que supervisa el sistema debe transportar estos sólidos y depositarlos, según su utilidad, al pulpero o a la basura. El depósito donde está la rejilla tiene conectado dos tubos con llaves de pase. Uno de los tubos conduce el agua hacia el sedimentador, por lo general las aguas del primer y segundo lavado. Las aguas del tercero y cuarto lavado salen por otro tubo que está dirigido a un depósito para la recirculación o para evacuarse en los caudales ecológicos, dado que no representan alto peligro de contaminación.


     

Fotografías 3 y 4: Manejo de aguas mieles sin el STAR, a la izquierda, y con el STAR, a la derecha.

Le pila de sedimentación, donde también se regula el pH del agua, recibe el agua de la pequeña pila que sostiene las rejillas a través de tubería PVC de 2 pulgadas. La pila recibe las aguas mieles aún con sólidos los cuales son separados de acuerdo a su densidad. Las natas flotan y los lodos se hunden hasta llegar a un nivel donde son evacuados a la fosa de lodos. Las natas deben ser removidas de la pila con un colador o pascón de forma constante y se depositan en el pulpero.

 

                                                                                  

Fotografías 5 y 6: Pila para sedimentación y regulación de pH con aguas mieles (izquierda) y fosa de lodos recién limpiada.

 

Una vez que se han removido las natas y los lodos están sumergidos, se procede a aplicar cal a razón de 0.5 libras de cal dolomita o 2.2 libras de cal hidratada por cada metro cúbico. También se puede utilizar ceniza. Lo ideal en esta etapa es probar el pH hasta que llega al nivel óptimo de 6.5 a 7. Para ello se puede utilizar cinta de colores o cualquier otro medidor de pH en el agua.

 

                                                                

Fotografías 7 y 8: Medición de pH en agua miel con cinta (izquierda) y aplicación de cal en pila reguladora y sedimentadora.

 

 

 

 

Habiendo separado la mayor cantidad posible de sólidos y regulado pH, se procede al desagüe hacia la biojardinera. Al igual que los componentes anteriores, la biojardinera está conectada de la pila separadora de sólidos a través de tubería que regula el volumen de agua a través de una llave de pase, la cual se encuentra entre 10 a 15 centímetros por encima de la base de la pila. Se recomienda no abrir completamente la llave de pase hacia la biojardinera, con la finalidad que el agua la atraviese lentamente, haciendo mas eficiente el proceso de filtrado. Al final de la biojardinera una tubería en forma de cuello de ganso evacuará el agua tratada, la cual, sale cristalina y con niveles bajos de contaminación y que ya no serán una amenaza para la flora y fauna terrestre y acuática.

Fotografía 9. Biojardinera. 

Video: Tubo de salida de agua limpia de biojardinera.

 

Invirtiendo para conservar y proteger

Un STAR significa inversión adicional en la finca de café. Sus beneficios se traducen de muchas maneras, tales como: tener agua de calidad, no contaminación en la finca, no contaminación de las aguas abajo. Los productores reducen sus riesgos de ser multados debido a la reducción considerable de la carga contaminante de los residuos generados por actividad cafetalera. También los STAR permiten el cumplimiento de muchas normas de certificaciones ambientales como Rainforest.

Los STAR forman parte de las prácticas sostenibles que promueve el Enfoque Cosecha Azul, el cual es un modelo de sostenibilidad que cada ves está teniendo mucha relevancia para la industria de café. Compradores están reconociendo su impacto y están creando incentivos vía precios por el esfuerzo que realiza el productor por no contaminar. De esta forma estamos promovemos una agricultura regenerativa y de conservación, donde se lucha constantemente por encontrar un equilibrio entre la producción y la restauración del suelo y el agua.

 

*Los STAR son parte del trabajo que ha hecho Cosecha Azul, un abordaje promovido por Catholic Relief Services para restaurar y manejar el recurso agua en las áreas productoras de café en El Salvador, Honduras y Nicaragua para proteger las fuentes de agua potable de las comunidades río abajo.

 

**Puede ver la primera entrega, para conocer en qué consisten los STAR y los beneficios que obtiene un productor, la finca y una cuenca al implementarlos, aquí.

**Puede ver la segunda entrega, sobre qué debemos considerar para construir un STAR en una finca de café, aquí.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.