En los paisajes cafetaleros también se cosecha agua para las comunidades

En los paisajes cafetaleros también se cosecha agua para las comunidades

El 22 de marzo, Día Mundial del Agua, comenzamos con una serie de blogs que compartiremos hasta el 22 de abril, el Día de la Tierra. En estas reflexiones queremos evidenciar cómo el buen manejo del recurso hídrico es una manera de cuidar nuestro planeta. ¿Por qué desde el enfoque ASA? Porque sus herramientas y evidencias disponibles nos ofrecen grandes oportunidades que no se limitan al aumento de la productividad agrícola, sino que impactan hasta en una mayor disponibilidad de aguas subterráneas, que han sido el foco de atención de este Día Mundial del Agua, “hacer visible lo invisible”. Así que en estos textos visibilizaremos herramientas y proyectos en los que las aguas invisibles, sin las cuales la vida no es posible, han impactado en tomas de decisiones, cosechas más sanas y abundantes, y restauración de paisajes en Centroamérica.


 

Por Jimmy Chavarría [ASA Cosecha Azul]

La pequeña agricultura es la columna vertebral de la economía y su mayor peso radica en el paisaje. Los caficultores dependen de la salud del paisaje y los servicios ecosistémicos dados por los recursos hídricos y el suelo para generar un medio de vida viable. La forma en que se produce café puede ser parte del problema, o parte de la solución para restaurar y conservar los recursos valiosos para la vida, como son el suelo y el agua.  El café tiene un impacto determinante en las cuencas de Centroamérica y es la fuente de donde mas de 9 millones de personas, 20% de la población recibe su agua para sobrevivir.

Cosecha Azul es una iniciativa implementada en las zonas cafetaleras de Centroamérica para proteger el agua en beneficio de comunidades, cuencas y paisajes. Promueve prácticas sostenibles para conservación de agua y suelo en cuencas críticas, así como estrategias integrales para el aumento de los rendimientos, el mejoramiento de la competitividad y la mejora del valor del café para los productores en la región.

Desde 2014, como Cosecha Azul hemos trabajado con éxito con los caficultores en la adopción de prácticas que gestionan el suelo y el agua en la agricultura (ASA), que aumentan la producción y los ingresos, al tiempo que reducen el impacto ambiental negativo y restauran las tierras degradadas en sus fincas. A nivel de paisajes, Cosecha Azul promueve la protección y conservación de los recursos hídricos. De ASA hemos incluido prácticas muy importantes como  cobertura permanente del suelo, manejo integrado de la fertilidad del suelo, cultivos de cobertura, diversificación con cultivos intercalados, rotación e integración de más árboles. A nivel de paisaje, se desarrolla colaboración para protección y conservación mediante vigilancia permanente, protección biofísica sembrando árboles, concientización de comunidades para la no quema, no tala de árboles y participación para que las comunidades y sus gobiernos locales gestionen ordenanzas para la protección del medio ambiente y la reducción de la contaminación actividades agrícolas.

Hasta la fecha, Cosecha Azul ha demostrado los beneficios económicos y ecológicos del manejo del suelo y el agua en las fincas de pequeños caficultores y a su vez, el impacto en la restauración del paisaje agrícola si se combina con la gestión de recursos hídricos y el manejo de conservación de áreas protegidas. El manejo inteligente del suelo y el agua a nivel de fincas y de paisajes garantiza que tierras degrada se conviertan en tierras restauradas, donde encontraremos mejores condiciones del suelo, mayor almacenamiento y productividad del agua, menor erosión y escorrentía. Esta mejor gestión del suelo y del agua permite reducir los impactos por las sequías severas, disminuir riesgos por desastres naturales y mejorar la productividad agrícola, siendo todos ellos servicios ecosistémicos claves para un desarrollo económico y humano integral.

 

Foto por Morgan Arnold/CRS, del productor Amado Mendoza Barrera, quien está frente a las pilas que ocupa para filtrar agua en su finca en Nicaragua. Cosecha Azul ha ofrecido a caficultores entrenamiento técnico para proteger los recursos hídricos, así como ofrece asistencia técnica para tratar las aguas residuales.

 

Durante cinco años contribuimos con Cosecha Azul en la adopción de prácticas agrícolas sostenibles del suelo y agua en 4,500 fincas en Honduras, El Salvador y Nicaragua. Tanto a nivel de finca como a nivel de paisajes, se restauraron y protegieron paisajes agrícolas y cuencas críticas que cubren más de 56,000 hectáreas. A través de la implementación de prácticas para mejorar la eficiencia en el uso del agua como mejora en beneficios húmedos y tratamiento de aguas mieles, se evitó la contaminación de los ríos y quebradas y se ahorró hasta 7 millones de litros de agua. Así también, Cosecha Azul ayudó al desarrollo de gestión y colaboración con actores comunitarios, juntas de agua, comités de cuencas y municipalidades para que más de 200,000 personas pudieran tener acceso al agua para su consumo en cantidad y calidad siempre.

Y nuestra apuesta continúa: Cosecha Azul Regenerativa seguirá trabajando en la restauración a través de prácticas sostenibles en fincas de productores, a la vez que continúa escalando su enfoque a nivel de más territorios, cuencas y paisajes. Más organizaciones de productores, cooperativas, municipalidades, actores locales y nacionales promueven, en común, la protección y conservación de los recursos naturales, lo que junto a la producción de café más sostenible y responsable mejoran la resiliencia al cambio del clima, y ayudan a tener un suelo más sano, mayor disponibilidad de agua y mejor calidad de vida de las personas que viven de la agricultura en Centroamérica.

 

Foto por Morgan Arnold/CRS, de granos de café cosechados en Matagalpa, Nicaragua.

 

 

Para manejar adecuadamente los recursos hídricos y los suelos en los paisajes cafetaleros de Centroamérica se necesitan herramientas que nos ayuden conocer el estado de estos recursos y su disponibilidad. ASA esta utilizando herramientas geoespaciales para ayudar a los mencionados tomadores de decisiones a diferentes niveles (finca – cuenca), la cuales vamos a presentar en las próximas dos semanas en este blog. La semana entrante presentamos Agua para Riego (AGRI), es una herramienta automatizada basada en Sistemas de Información Geográfica (SIG), en la cual, a partir de datos geoespaciales de clima, propiedades del suelo, relieve, zonas protegidas y uso del suelo permite identificar sitios potenciales para la cosecha de agua, y permite optimizar el manejo del agua, la rentabilidad del riego garantizando al mismo tiempo el suministro de agua potable.

Con Cosecha Azul no solo cosechamos café, cosechamos también agua para las comunidades en los paisajes cafetaleros.

 

Más información en:

 

💦 🌿 🌽 🦋 🌎 Día Mundial del Agua | Día de la Tierra 🌎 🦋 🌽 🌿 💦

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.