Prácticas ASA

Comunidades de Aprendizaje

Con las practices ASA promovemos

La productividad del agua al reducir la evaporación e incrementar la infiltración, la retención de agua en el suelo y el agua disponible para las plantas.

La materia orgánica en el suelo, fundamental para mejorar la salud y fertilidad del suelo.

La retención de agua, por más tiempo aumentando la disponibilidad de agua para los cultivos, especialmente durante prolongados períodos sin lluvia, y disminuyendo las pérdidas en la cosecha por escasez de agua.

La resiliencia de la finca y del sistema agrícola frente a condiciones climáticas adversas como sequías, eventos de precipitación extrema y altas temperaturas.

El retorno de inversión generando un aumento de los ingresos netos como consecuencia del aumento de la productividad y la reducción de costos en la finca.

 

Con las practices ASA promovemos
Agricultura de Conservación

Con la eliminación de la quema como requisito previo, la agricultura de conservación combina prácticas de mínima labranza, con cobertura permanente del suelo y rotación de cultivos.

Agroforestería

Uso de árboles en los sistemas agrícolas ya sea como cultivo principal o secundario, para sombra, barrera cortavientos o conservación del suelo y producción de biomasa que alimente al suelo y al cultivo.

 

Manejo Integrado de la Fertilidad del Suelo (MIFS)

Abordar la nutrición de la planta desde una perspectiva holística del manejo del suelo que incluya tanto insumos orgánicos como fertilizantes minerales usados de lo forma más eficiente. Es fundamental tomar decisiones de manejo 4 R (aplicando la cantidad recomendada de fertilizante, en el momento, lugar y forma recomendada). También el mantenimiento de valores críticos para la fertilidad del suelo en cultivos específicos es esencial para lograr sistemas de producción resilientes y sostenibles.

 

Manejo del agua

Un buen manejo del agua también requiere, además de manejar el suelo para la productividad del agua a nivel de finca, una perspectiva más allá de la finca, hacia el paisaje agrícola, mediante el análisis de los recursos hídricos. Este análisis incluye los balances hídricos que examinan las necesidades de agua a nivel de cuenca; la evaluación de cosecha de agua y el potencial del riego complementario;o la coordinación con otros actores en el paisaje agropecuario tanto río arriba como río abajo.

 

Cultivos de cobertura y abonos verdes

El uso de plantas para la cobertura del suelo, mejorar su fertilidad, controlar malezas y escorrentía; e incrementar la materia orgánica es fundamental para ASA. Los cultivos de cobertura y abonos verdes usualmente son leguminosas anuales, aunque también pueden ser árboles, arbustos y enredaderas. Las leguminosas de cobertura son particularmente efectivas para mejorar la estructura del suelo, que a su vez optimiza el desarrollo de la raíz y la profundidad efectiva del suelo.

 

Manejo de pastos y forrajes

El sobre pastoreo en las laderas escarpadas de Centroamérica y Mexico ha agravado mucho la degradación de los recursos de suelo y agua porque los animales comen toda a cobertura que debería proteger la superficie del suelo y sus patas compactan la superficie expuesta. ASA aborda el manejo de pastos con el pastoreo rotativo, la integración de forrajes de corte en rotaciones de cultivos, practicas silvo pastoriles, y el almacenaje de alimentos para el verano.