¿Qué estamos leyendo?

¿Qué estamos leyendo?

 

-Desde El Salvador, Paul Hicks nos recomienda “Investing in Youth in Coffee Growing Communities”- La sostenibilidad en el sector Cafetero es un tema que interesa a todos los actores involucrados. Y una cuestión cada vez más importante, relacionada con esta sostenibilidad, es el vínculo entre la juventud y el sector cafetalero en las comunidades rurales. Las implicaciones de esta vinculación afectan a la oferta y a la demanda del café en el futuro.  Si la juventud no se siente atraída para permanecer en la agricultura, no se podrá cumplir con la creciente demanda, en particular, de un café especial de mayor valor. Es crucial que encontremos enfoques que motiven a los jóvenes y aseguren que el café pueda proporcionarles un futuro.

Hanns R. Neumann Stiftung (HRNS),  SAFE  y  Sustainable Food Lab  están anunciando un nuevo informe sobre el panorama de los programas y prácticas que apoyan a los jóvenes en comunidades cafetaleras de América Latina. El estudio se basa en iniciativas de Colombia, Guatemala, Honduras y Nicaragua, especialmente aquellas vinculadas con el sector privado y la industria internacional del café.

El estudio recopiló información con más de 20 organizaciones que representan varios segmentos del sector cafetero: marcas minoristas, tostadores, comerciantes, productores y organizaciones no gubernamentales (ONG). El informe resalta algunas preocupaciones comunes, las oportunidades presentes en todo el sector y recomendaciones para avanzar en esta área crítica de la sostenibilidad. Puesto que el informe solo está disponible en inglés, hoy traigo a este blog un listado que sintetiza los puntos más destacados del informe, de acuerdo a su resumen ejecutivo.

 

PREOCUPACIONES COMUNES

Las inquietudes comunes identificadas por los actores de todo el sector se resumen en los siguientes puntos:

  • La edad promedio de los productores de café está aumentando, y las nuevas generaciones no están tan interesadas en continuar en este sector.
  • Los jóvenes perciben que la agricultura no es atractiva porque no incorpora nueva tecnología y mantiene una baja Rentabilidad.
  • Los jóvenes se sienten infravalorados y excluidos de las decisiones de la comunidad y de la familia, otra razón para no querer quedarse o comprometerse.
  • La migración de jóvenes a centros urbanos o al extranjero es un desafío regional.
  • Factores adicionales como los efectos del cambio climático en la agricultura, el aumento de la violencia en las comunidades, la falta de conectividad o servicios y la incapacidad de acceder a los

los activos y los insumos se mencionaron como amplificadores para la migración.

CONCLUSIONES

Se han extraído varias conclusiones de las entrevistas:

  • Involucrarse de manera significativa con los miembros más jóvenes de las comunidades requiere un conjunto diferente de aptitudes en el personal técnico.
  • Las intervenciones juveniles toman tiempo y son difíciles de medir, lo que puede dificultar su aceptación.
  • Las ONG expertas en juventud parecen ser un componente importante para el éxito de las intervenciones en el terreno.
  • Trabajar con toda la comunidad, en lugar de centrarse únicamente en los jóvenes, es necesario para lograr el cambio requerido, ya que todas las generaciones necesitan trabajar en asociación.

Faltan buenos datos de evaluación para documentar prácticas exitosas y replicables.

 

PRINCIPALES RETOS

Los principales desafíos con respecto a la efectividad de las intervenciones fueron:

  • Coordinación limitada entre los programas existentes, las empresas y las ONG en el terreno;
  • No hay buenas prácticas o evaluaciones documentadas para impulsar ciertos modelos probados;
  • Apenas existen aprendizajes conjuntos o intercambios entre empresas y ONG;
  • Existe poco reconocimiento de las intervenciones juveniles como caso de negocios: el sector privado no ve el negocio inmediato para invertir en programas juveniles.

 

RECOMENDACIONES

Algunas recomendaciones para consideración y discusión en el sector cafetero ampliado:

  • Existe la oportunidad de reunir a los diferentes actores interesados en el sector del café y la juventud para discutir y aprovechar las experiencias existentes.
  • Los grupos de productores y las ONG tienen una importante experiencia sobre el terreno que debe consolidarse y ponerse a disposición del sector de manera práctica y reproducible.
  • Las empresas proporcionan una importante oportunidad para destacar la importancia de los jóvenes entre sus clientes y aumentar su interés y recursos.
  • Las agencias gubernamentales deben incluirse en las iniciativas para asegurarse de que las intervenciones aborden los desafíos fundamentales del desarrollo regional y de la comunidad.
  • Los actores como la plataforma SAFE pueden desempeñar un papel importante para convocar al diálogo y a las iniciativas, reuniendo intereses públicos y privados, y contribuyendo a canalizar los recursos.

 

El informe está disponible en inglés, pero si están interesados en conocerlo pueden encontrarlo en este la web y descargarlo. (leer más)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.